La historia de los amantes fugaces

No tenían destinado encontrarse, él inmerso en los océanos y ella siempre enmarañada entres asteroides, agujeros negros y otros cuerpos celestes. Pero sucedió, sus tímidos océanos se fundieron en el vacío infinito de las órbitas de Clara y a su vez, fueron cientos los asteroides que impactaron en el húmedo cuerpo de Miguel.
Sin duda, amores fugaces para dos amantes distantes.
[…]


Acuachico del océano:
Se dice de aquel chico, de procedencias marinas y cuyo cuerpo está compuesto por un 97% de agua salada, que se desplaza por sus entrañas, moviéndose al compás de las mareas y desbordando por sus lacrimales cuando un cúmulo de emociones tiende a desbordar su húmeda y agitada constitución.

Chicaestrella del firmamento:
Se dice de aquella chica, de procedencias siderales y cuyo cuerpo está compuesto por una mole de polvo de estelar a partir de la cual, su piel y cabellos adquieren un resplandor característico a la luz del Sol o cualquier otro astro del firmamento, esta característica hace fácil distinguirlas de las demás chicas

4 comentarios:

  1. que bonito!
    de donde es?
    un saludo! :)

    ResponderEliminar
  2. es mio todo lo escrito aquí
    un saludo!

    ResponderEliminar
  3. Auch, joder, me ha encantado, dios
    me gustaría ser una chicaestrella, parece tan especial...

    ResponderEliminar
  4. esperemos que solo adquiera el resplandor del sol, y no su calor; porque sino derretirá a ese chico..

    ResponderEliminar